miércoles, 12 de diciembre de 2018

Irrealidad



























Ay! si yo pudiera, si tú quisieras
si ahí donde estás hoy
volvieras los ojos y me vieras
si esos planetas azules
donde se esconden tus pensamientos
se clavaran en los míos, sin palabras
Ay! tan lejos de lo real
tan apartado de los largos caminos
por donde transito a diario
tan mío, tan irreal, tan ausente
tan cerca y tan lejos
como un sueño soñado en una noche




lunes, 26 de noviembre de 2018

Miedo







Imagen de la Red
















Cuando rozas tus dedos
con los míos
siento la energía
que sube por ellos
hasta llegar a mi mano
para quedarse ahí
como esperando
a que se abra la puerta
que te lleve a mi corazón
Te llamo mañana-me dices
bueno- te respondo
Lo he dicho pero no estoy segura
Qué haces- me digo -
nunca más, lo habías prometido
Sí, pero estoy aquí,
él se ha ido
y aún siento su calor en mi mano
por qué no darme una oportunidad
y olvidar el miedo





viernes, 4 de mayo de 2018

Prendido está...















Quedó prendido en la rama
el último suspiro
en la rama quedó abrazado prisionero
y luego voló
llevaba prisa y tan lejos voló
que apenas pude ver a dónde iba
No hubo lluvias de otoño
ni músicas celestiales
ni campanas, tampoco ángeles cantando
solo un suspiro y un adiós sin palabras
y quedó tanto por decir...
tal vez  dijimos
lo que nunca debió ser dicho
Ahora sin remedio queda el mar profundo
de esta tristeza tan honda
que se demora
que oprime el corazón
que en la orilla se entrega
a la cándida creencia de un futuro



  © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados

miércoles, 11 de abril de 2018

A orillas del recuerdo






 
Imagen de Bryan Urbex



















Por la mañana
me abrazaba mi hermano.
Al salir de casa
me besaba mi padre
y mi madre
me arropaba y decía:
que tengas un día feliz

Después
se fueron o me fui
pero aún a pesar de eso
el calor
de abrazos y besos
siempre me acompañaron
para darme valor

Con el tiempo
otros me quisieron
algunos fueron amorosos
conmigo
y por ello, lejos
de la casa de mi padre
no estuve perdida

Ahora que ya he vivido
me pregunto si soñé
el hogar de mi niñez
el abrazo de mi hermano
y nuestras charlas
en las noches de invierno,
en el silencio
de la casa dormida



  © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados

jueves, 22 de marzo de 2018

Anochecer























Ahora que el día termina
y ya todo lo de hoy se ha cumplido
me siento en el silencio
del hogar querido

Hoy parecía acabar el mundo
pero, una vez más, se abrirán las puertas
a nuevos soles, misterios y aventuras.
Mientras, escucho a Chopin y espero

Porque sé que sentiré de pronto
el roce de tu mano
en cada nota, en cada arpegio
y estarás aquí como cada noche

y esta será cálida, aunque sea invierno
porque aún eres la dulce sombra
que habita en mí
y en mis recuerdos cada día

  © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados




domingo, 4 de marzo de 2018

La Alameda de los Tilos




















Contemplo el espacio entre mis manos.
Semejan dos ramas solitarias,
en silencio permanezco sentada
en el banco de la alameda de los tilos.
Por el cielo viaja una nube solitaria
y un hombre camina despacio calle abajo

Subí los escalones de madera
en la casa de paredes encaladas
y muebles que parecían dormidos,
en la cocina la planta aún se inclinaba
buscando la luz de la ventana.
Volví a sentir la tristeza de siempre      

Pensé: tengo una casa cerca del mar
en ella puedo medir cómo me siento
y oír el sonido de las olas y el viento.
Me hablan de ayer, de que debo volver
aunque se me olvide y tenga que buscar
la puerta y la chimenea para encontrarla

Había un precioso campo al otro lado del río
ardillas en los pinos, un bote solitario
anclado en la orilla y un estrecho camino
por el que en las mañanas me perdía
en el laberinto de lo que buscaba y
en el desconcierto de lo que nunca encontré


  © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados