Y sopló una suave brisa que se llevó las nubes...

Y sopló una suave brisa que se llevó las nubes...
(Pensamientos) Poema chino - Delante de la cama, la luz de la Luna brillante, creí que era escarcha sobre la tierra. Levanté la cabeza, vi la Luna brillante, bajé la cabeza, y pensé en el hogar lejano.

jueves, 20 de abril de 2017

Amanecer de abril



















Suavemente se agitan  las partículas de arena,
vuelan impulsadas por el aire que los pies
levantan cuando camino ligera;
confundidos con ellas deliciosos se mezclan
aromas a sal, a pleamar y brisa fresca

Los rayos de sol amanecen e inventan la mañana
y contemplan su propio reflejo en el agua
Las gaviotas van y vienen, sobrevuelan la mar
enviando mensajes de amor y lujuria
luchando por comer como todas las mañanas

Me he puesto las gafas para que no me vean,
he metido mis manos en los bolsillos
guardo ahí el corazón en una cajita  de plata
junto a una pluma azul y una concha dorada
mis palabras y silencios que no dicen nada

miércoles, 15 de marzo de 2017

Sombra



















Las nubes se van como el agua cuando llueve
los niños se deslizan jugando en el tobogán
las madres miran, hablan y se preocupan,
un día más el sol va recorriendo su camino

Como una sombra, sentada bajo el tilo centenario
pegada a él como una rama más de su tronco
pequeño vástago cuyas hojas agita la brisa,
penumbra  difusa confundida con su sombra

Miro atrás, contemplando los recodos del camino
sigo sentada bajo el árbol y estoy pensando
que el pasado es esa historia
que solemos contarnos a nosotros mismos.








viernes, 10 de febrero de 2017

Despedida





















Si he de morir


sea en una noche fresca,
que pueda respirar la brisa
y no me ahogue el aliento
y me estrechen los brazos
del dueño de mi aurora

Si he de morir

dejádme escuchar el siseo
de los insectos voladores
ver el verde de la hierba
y contemplar los colores,
de las flores de primavera

Sí, he de morir

y quiero extender las manos
y que no estén vacías
que las estrechen otras manos
que cierren mis ojos los besos
y me digan: no tengas miedo

He de morir

y descansaré en ese lugar
de donde no se retorna
y no sentiré nada, no seré nada
y nada me hará falta
Por fin encontraré el silencio

Si muero

sigue tu camino, no me necesitas
llórame un poco si quieres
si acaso pudiera te haré compañía
pero por si no me es posible
te ruego que no me olvides.


© Rosa G. Panera

Todos los derechos reservados